Lo último

42 años esperando a Rey: su consagración absoluta en El Ascenso de Skywalker

42 años esperando a Rey: su consagración absoluta en El Ascenso de Skywalker

¿Por qué la carroñera se convirtió en la Jedi definitiva del Universo Star War?, ¿Cómo un personaje que no estaba en los planes de George Lucas se transformó en el más representativo de su saga?, ¿Qué elementos juntó Disney en su receta para volver a la protagonista de su trilogía un verdadero ícono de la Galaxia muy, muy lejana?
¿Por qué la carroñera se convirtió en la Jedi definitiva del Universo Star War?, ¿Cómo un personaje que no estaba en los planes de George Lucas se transformó en el más representativo de su saga?, ¿Qué elementos juntó Disney en su receta para volver a la protagonista de su trilogía un verdadero ícono de la Galaxia muy, muy lejana?
Por Damián Herrera

Por Damián Herrera

Twitter: @damiherrera Instagram: @damiherrera91

Por Damián Herrera

Por Damián Herrera

Twitter: @damiherrera Instagram: @damiherrera91

Tuvieron que pasar tres trilogías de Star Wars para que, finalmente, encontrásemos al Jedi definitivo de las películas en El Ascenso de Skywalker. Uno que representara todos los valores que en su conjunto le son propios a un caballero de esta orden de mil generaciones. Uno que, con total altruismo, lealtad a sus ideales, fe en sus amigos, convicción en sus actos y, sobre todo, completo valor, hallara la plenitud en su dominio de la Fuerza para vencer al Lado Oscuro de una vez y para siempre. Y ese Jedi omega fue Rey, un personaje que nunca estuvo en los planes de George Lucas y que ni siquiera los fanáticos más esperanzados creímos que podríamos encontrar en la continuidad de la saga vía Disney.

Viviendo en la Luz, tentada por la Oscuridad. Como toda una Jedi, Rey superó su prueba en El Ascenso de Skywalker.

Habrán pasado Padawans, Caballeros, Maestros y Grandes Maestros por el universo de Star Wars. En todos y cada uno de los formatos en los que esta historia nos supo encontrar. Pero ninguno capaz de arrojar una sensación de pureza, de capacidad y de honor por el bien común como el de Rey en el Episodio IX. No sólo porque se convirtió en la protagonista que realmente necesitábamos que fuera desde que sus aventuras comenzaron en El Despertar de la Fuerza, o porque sea capaz de poderes y habilidades más allá de cualquier otro usuario de la Fuerza que hayamos visto en la pantalla grande, sino porque en ella convergen la esencia de las tres sagas y es el acierto conclusivo de todas.

En las precuelas, Anakin es llamado a convertirse en el Elegido y dar equilibrio a la Fuerza y paz a la Galaxia eliminando a los Sith (según lo interpreta el consejo Jedi), pero la arrogancia acaba por llevarlo al Lado Oscuro. Obi-Wan, por otra parte, se convierte en Caballero por un viejo tecnicismo de la Orden (matar a un Sith significa dejar de ser Padawan, aun cuando el entrenamiento no esté terminado) y, muy a pesar de ser un Jedi increíble, portar esas dudas hace que su autoridad sobre su pupilo flaquee y, cuando nuevamente tuvo la oportunidad de equilibrar la balanza, su compasión lo traicionó. Finalmente, Luke, el héroe de la trilogía original, se convierte en un Jedi tras la muerte de Yoda y tiene la pesada tarea de vencer a Vader y al Emperador en El Retorno del Jedi. No obstante, el amor y la amistad que siente por su familia y sus aliados impiden que cumpla esa tarea como le era requerido.

La consagración de Rey en cuatro palabras: “Soy todos los Jedi”.

Pero todo es distinto con Rey. Habiendo vivido toda su vida en la soledad y forjando fuertes lazos con Poe y Finn, ella se apoyó en eso que a otros Jedi debilitó para vencer a su mayor amenaza: el llamado al Lado Oscuro. No bastó con tener fe, no bastó con perseguir el deseo de encontrar bondad en Ben Solo, Rey sí fue a la acción y no sólo venció a Darth Sidious con todos los Jedi del pasado de su parte, sino que superó la prueba de la tentación, de su destino de convertirse en la emperatriz del mal. Incluso, una vez cumplida su meta, antepuso la necesidad de la Galaxia de que la guerra infinita entre Jedi y Sith terminase, retirándose al exilio. Rey se transformó en el ícono de Star Wars que no siempre pensamos que podría ser. Rey se volvió, a sí misma, en la Jedi definitiva de la saga.

✅ Participá: ¿Te gustó Star Wars: El Ascenso de Skywalker?

✅ Participá: ¿Te gustó Star Wars: El Ascenso de Skywalker?
Sí. Es la película que estaba esperando.
No está mal, pero no es lo que esperaba.
No me gustó. Estuvo muy por debajo de mis expectativas.
Facebook
Twitter
YouTube
Pinterest
Instagram