Lo último

Cómo Ahsoka cambió a STAR WARS para siempre

Cómo Ahsoka cambió a STAR WARS para siempre

A pesar de que, como muchos, me resistí a su inclusión en la saga de la Galaxia muy, muy lejana en 2008; la joven aprendiz de Anakin Skywalker cumplió su cometido y resignificó la franquicia para bien. Potenció las visiones de luz y oscuridad que existían en ella, y fortaleció al nexo entre las dos trilogías originales. ¿Por qué la togruta, hoy uno de los mejores personajes de Star Wars y en mi top personal de favoritos, resultó tan trascendental en la trama global?...
A pesar de que, como muchos, me resistí a su inclusión en la saga de la Galaxia muy, muy lejana en 2008; la joven aprendiz de Anakin Skywalker cumplió su cometido y resignificó la franquicia para bien. Potenció las visiones de luz y oscuridad que existían en ella, y fortaleció al nexo entre las dos trilogías originales. ¿Por qué la togruta, hoy uno de los mejores personajes de Star Wars y en mi top personal de favoritos, resultó tan trascendental en la trama global?...
Por Damián Herrera

Por Damián Herrera

Twitter: @damiherrera Instagram: @damiherrera91

Por Damián Herrera

Por Damián Herrera

Twitter: @damiherrera Instagram: @damiherrera91

El sensacional final de The Clone Wars cumplió con el deseo de los fans en muchas maneras, y en muchas otras superó todas las expectativas. Sin embargo, uno de los puntos más importantes del gran trabajo que hicieron Dave Filoni y George Lucas para la conclusión de la serie fue el de ratificar una de las mayores verdades en la historia de la franquicia. Y es que, como ya todos lo presentíamos de alguna forma, este desenlace probó que la inclusión de Ahsoka Tano en la saga cambió la línea de acontecimientos del Universo Star Wars de manera total.

Cuando, allá por 2008, con la llegada del especial cinematográfico que funcionaba como piloto para el nuevo programa que iba a emitirse por Cartoon Network, nos enteramos que los acontecimientos de Clone Wars (la primera serie de animación sobre la Guerra de los Clones) quedarían fuera de continuidad y habrían nuevas perspectivas de los sucesos que se daban entre los Episodios II y III, a pocos les cayó en gracia. Mucho menos, cuando finalmente pudimos conocer el propio concepto de aquella modificación: tras ser nombrado como Caballero Jedi, ahora Anakin Skywalker tendría una joven Padawan, a la cual debería entrenar, acompañar y apoyar en su desarrollo por los caminos de la Fuerza.

video

Mi resistencia, en aquel momento, al personaje de Ahsoka – como la de la mayoría de los fans con largos años de inmersión en el Universo Star Wars – era algo que partía desde la lógica de los eventos que se daban tanto en las películas (no hay la menor mención de esta Padawan en La Venganza de los Sith), como en el Universo Expandido (o Legends, como lo llaman ahora). El ascenso de Anakin como el general más destacado del Ejército de la República en el ámbito de la Guerra de los Clones lo llevaba progresivamente a acercarse al Lado Oscuro, que acababa de concretarse con los eventos de Revenge of the Sith. Pero esta nueva estudiante presentada, tan verborrágica, tan extrovertida, tan adolescente, quitaba eso del camino y volvía a poner a Anakin muy cerca de la Luz.

Y, a pesar de que – por entonces – ese razonamiento podría haber sido válido, nunca podría haber estado más equivocado sobre un personaje de Star Wars que lo que lo estuve con Ahsoka Tano en aquel comienzo. Y eso no solo tiene que ver con el hecho de que hoy, 12 años después, estoy absolutamente seguro de que Ahsoka es uno de mis personajes favoritos dentro de la franquicia, sino por un motivo más profundo, más intenso: la presencia de Ahsoka potencia todo el sentido del desenlace de las precuelas y el desarrollo de la trilogía original.

Cuando el Maestro Yoda le dice a Obi-Wan Kenobi, en el inicio de The Clone Wars, que desprenderse de su Padawan iba a ser algo muy difícil de superar para Anakin, quienes veníamos directamente del abrupto emocional del Episodio III fuimos muy apocalípticos. Pensamos y vaticinamos que aquella predicción se refería inequívocamente a una trágica muerte de la estudiante de la Fuerza o de su caída al Lado Oscuro, lo que terminaría siendo un fuerte impulso para que el propio Skywalker se transformase en Darth Vader. Pero el acostumbramiento a una saga más oscura nubló nuestra visión y no nos dejó ver el plan mucho más sutil, mucho más calculador que Dave Filoni tenía para su creación.

video

Con el correr de las temporadas de The Clone Wars, fuimos viendo que esa incompatibilidad inicial entre los personajes de Ahsoka y Anakin era incomprendida, y que la joven aprendiz lo completaba perfectamente. Con una personalidad desafiante y arrojada, que no aceptaba lo que le decían sin ponerlo en duda primero, la togruta era una extensión misma de la visión del oriundo de Tatooine. De sus deseos de desafiar lo establecido, de poner el dogma Jedi en tela de juicio muy frecuentemente.

La salida de Ahsoka de la Orden Jedi no fue algo incoherente con la construcción del personaje y aquel arco final de la quinta temporada de The Clone Wars marcó más a Anakin que a la propia Ahsoka. Porque si bien, en su corazón, él sentía que había algo fuera de lugar con las inclinaciones de los guardianes de la paz y la justicia en la Galaxia, ahora eso se había convertido en algo tangible, en algo que podía identificar con un duro golpe personal. La reticencia de los miembros del Consejo a entrenarlo en La Amenaza Fantasma y la proscripción de su amor hacia Padmé – expuesto en El Ataque de los Clones – parecían volverse algo banal frente al peso de estos nuevos acontecimientos: la impotencia de la Orden de confiar en su aprendiz y el empujón que esto le dio a la joven para alejarse de sus lecciones.

video

Nuevamente, su camino como Jedi no le permitía conservar a alguien de su real afecto junto a él. Primero había sido su madre, luego Padmé (no literalmente, pero está claro que su relación con la senadora Amidala no se da en los términos que él desearía) y, ahora, también Ahsoka. Y ese es un gran detonante para que veamos a un Anakin mucho más agresivo, más oscuro, más determinado a actuar que a razonar, en las últimas dos temporadas de The Clone Wars. Con mayor cercanía al que vemos en la Venganza de los Sith, que a esa versión alivianada de las primeras temporadas de la serie.

Y, con este pensamiento, vienen entonces los cuestionamientos más importante de Star Wars en, quizás, toda su historia: ¿Era Ahsoka Tano la clave para que Anakin se quedara en el Lado Luminoso de la Fuerza?… ¿Sabía el Maestro Yoda que esta joven aprendiz jugaría ese rol tan importante cuando la designó como la Padawan de Skywalker?… ¿El Consejo Jedi arruinó su propio plan al inculpar a Ahsoka sin las pruebas suficientes?¿O fue culpa de Ahsoka que Anakin cayera al Lado Oscuro, por no haber podido superar la prueba que la falta de confianza del Consejo había puesto ante ella?

video

Y, como pudimos ver en las visiones de Ahsoka en Rebels, esta pregunta fue algo que permaneció efectivamente presente en su corazón por mucho tiempo. La duda de si ella tuvo la posibilidad de evitar el desenlace de su maestro (y, por consiguiente, la ruptura de la República) pesaba en sus momentos de reflexión. Y terminó jugando un papel determinante en su encuentro con Vader en el final de la segunda temporada de aquella serie.

Por otro lado, como les dije en el análisis de la séptima temporada de The Clone Wars, considero que el trasfondo de esta separación de su Padawan, hace que la caída de Anakin al Lado Oscuro sea mucho mayor. La escena final, en la que Vader se despoja de sus últimas emociones humanas al encontrar el sable de su aprendiz (ese que él había construido especialmente para ella, a imagen del suyo propio) y creerla muerta, plantea todo un nuevo contexto.

El pasaje de un semblante casi expresivo bajo la máscara, con el que mira al cielo del nevado planeta en el que se había estrellado la nave en la que viajaba la togruta, a la solidez y frialdad clásica del Lord Sith con la que se retira tras esto, es la ejemplificación perfecta de que ahora Vader era uno con su oscuridad. Y eso no queda exento de un relacionamiento con las determinaciones de Ahsoka, quien parece darle una nueva chance a su destino en la Fuerza y a la que el final de la Guerra de los Clones la determina a ser una nueva clase de justiciera, distanciada de las enseñanzas de la Orden y de las visiones de los Jedi, que – a fin de cuentas – lidiaban tanto en absolutos como los Sith.

video

Por ello, sostengo que aquel fan que era en 2008 y que se resistía a un cambio tan radical en el orden de Star Wars no pudo haber estado más equivocado. La inclusión de Ahsoka Tano en la continuidad marcó un antes y un después y potenció a la historia en todos sus sentidos. En el poder de la luz de un personaje inocente, y en el fuerte peso de la oscuridad que rodeó a Anakin al distanciarse de ella.

Ahsoka es una conquista completa del sentido de la franquicia. Una realización sublime, lograda a partir de una retrocontinuidad efectiva, pensada al detalle, y llevada adelante por gente que sí comprendía a la saga de la Galaxia muy, muy lejana. Con un personaje capaz de distinguir las pequeñas miserias de los Jedi y de hacer un tanto más empática la sombría visión de los Sith. Con un personaje que llegó e hizo aquello que prometió: no solo modificar el relato de Star Wars, sino potenciarlo para siempre. Y que hoy, ya en el Canon de las producciones de Disney, se ha convertido justificadamente en un símbolo de su universo.

✅ Participá: ¿Considerás a Ahsoka como uno de los personajes más importantes de Star Wars?

✅ Participá: ¿Considerás a Ahsoka como uno de los personajes más importantes de Star Wars?

¿Te gustó esta nota?… 👇

Facebook
Twitter
YouTube
Pinterest
Instagram