Lo último

El Universo DC ya no será el mismo: el análisis completo de Crisis en Tierras Infinitas – El final (CON SPOILERS)

El Universo DC ya no será el mismo: el análisis completo de Crisis en Tierras Infinitas – El final (CON SPOILERS)

El Mega Crossover de las series del Arrowverso llegó a su fin. Momentos de angustia, valor, tristeza y alegría plagaron la pantalla con el desenlace del hito más importante de DC en su historia televisiva. Acá, vas a encontrar todas las impresiones de las horas cuatro y cinco del evento que marcó un antes y un después en la manera de crear un multiverso de superhéroes en la TV.
El Mega Crossover de las series del Arrowverso llegó a su fin. Momentos de angustia, valor, tristeza y alegría plagaron la pantalla con el desenlace del hito más importante de DC en su historia televisiva. Acá, vas a encontrar todas las impresiones de las horas cuatro y cinco del evento que marcó un antes y un después en la manera de crear un multiverso de superhéroes en la TV.
Por Damián Herrera

Por Damián Herrera

Twitter: @damiherrera Instagram: @damiherrera91

Por Damián Herrera

Por Damián Herrera

Twitter: @damiherrera Instagram: @damiherrera91

The CW y Warner Bros. pusieron punto final a la aventura más grande de superhéroes jamás contada en una serie live action. Después de cinco horas de intensidad, el evento más emblemático de los cómics cerró su adaptación en la pantalla chica con un semblante a la altura de los acontecimientos, del contexto, y de lo mucho que representaba para el Arrowverso.

Crisis en Tierras Infinitas puso a los héroes de DC ante su momento más angustiante, pero también supo jugar con los fanáticos.

Durante las dos horas finales del crossover, volvimos a maravillarnos con una trama que tomó elementos del material original y los acondicionó de gran forma al formato en el que se estaba emitiendo. También, las apariciones de héroes que trascendían el mundo de las series de DC en la TV fueron uno de los puntos más fuertes, al igual que durante todo el especial.

Pero, por sobre todo, Crisis en Tierras Infinitas dio, una vez más, la talla al demostrar que el concepto de fanservice solo es malo si no se sabe utilizar. Esta referencia, desde luego, parte del hecho de que – durante más de 200 minutos de aire – el encuentro definitivo de los justicieros de sus shows nunca dejó de ser épico. En ningún momento perdimos la noción de que estábamos presenciando un hito de la televisión, de DC, y de la historia universal de los superhéroes y el mundo de los cómics.

Los héroes del Arrowverso pelearon la batalla de sus vidas frente al Anti-Monitor.

A fin de cuentas, eso es lo único que importa. Que, más allá de cualquier carencia visual o técnica que una presentación de bajo presupuesto como lo son los programas de DC en The CW, o de lo pequeño que pudiera sentirse el universo de los héroes en la TV en comparación contra monstruos cinematográficos, aun así nos hiciera sentir una experiencia única. Que, sin las mejores escenas de lucha o los efectos especiales más asombrosos, de todas formas sintiésemos que estábamos viendo la batalla máxima en la vida de Green Arrow, Flash, Supergirl y el resto de las figuras que componen este mundo creado por DC y Warner hace ya ocho años (54, si contamos hasta el más longevo universo que pudimos ver en el especial).

La última esperanza, el fin de todo y el inicio de un nuevo universo

Barry y los demás Paragons se encontraban atrapados en el Punto de Fuga.

La cuarta hora de Crisis en Tierras Infinitas se centró en el último esfuerzo de los héroes del Arrowverso en detener el plan del Anti-Monitor de convertir a todo lo que existe en un universo de anti-materia. Tras la destrucción definitiva de Tierra-1 en la tercera parte, todos los mundos cesaron de existir y fueron reemplazados – parcialmente – por una incipiente existencia negativa. Pero todavía había tiempo para una solución. Y, aunque los Paragons se encontraran atrapados en el Punto de Fuga durante meses, al Multiverso DC le quedaba una última esperanza: Oliver Queen.

Después de completar su entrenamiento con Jim Corrigan, y ya con sus poderes de Espectro completamente desarrollados, Oliver influyó para que los demás héroes pudieran salir de su encierro en el Punto de Fuga y pudieran llegar a dos destinos clave para el desarrollo del episodio. El primero fue el planeta Maltus, 10.000 años en el pasado, en el que debían impedir que un joven Mar Novu y su esposa Xneen, causaran la aparición del Anti-Monitor tratando de descubrir el origen de la existencia (adaptando la historia de Pariah en los cómics, que ya les conté en esta otra publicación). El otro, era el mismísimo amanecer de los tiempos en el universo de anti-materia, donde les aguardaba la lucha de sus vidas, frente a un enemigo colosal y una legión de sus esbirros.

10.000 años en el pasado, Novu intentó visitar el origen del tiempo y desencadenó el universo de anti-materia.

Durante esta cuarta hora, que se correspondía con el episodio ocho de la octava temporada de Arrow, fue interesante encontrarnos con un recorrido magníficamente ejecutado por los puntos más importantes en la línea de tiempo de la serie que dio origen a todas las demás. Con el pretexto de que los recuerdos de Oliver eran capaces de poner a salvo a los héroes dentro de la Fuerza de Velocidad, pudimos repasar hitos como la salvación de los Glades, la lucha contra Ra’s al Ghul, la victoria sobre Damien Darkh, y también momentos trágicos como la muerte de Sara en la tercera temporada (decisión que, además, nos dejó ver una última vez en pantalla a la Laurel Lance original, en el momento preciso en el que se determinaba a convertirse en Canario Negro).

Sin embargo, la joya indiscutible del capítulo fue el sencillo pero poderoso cameo del Flash del Universo Extendido de DC. Obviamente personificado por Ezra Miller, y con el increíble traje armadura que le vimos usar en Justice League, propició un impensado encuentro entre los Barry Allen del cine y la TV en los pasillos de STAR Labs. Algo que, sin lugar a dudas, nos dejó a todos con la boca abierta y maravillándonos por saber qué tan lejos llegaba el alcance de este súper evento televisivo. Una soberbia decisión de los creadores y productores, que le dio un broche sensacional a la unificación completa de todos los contenidos multiplataforma de DC en este crossover.

video

Volviendo a la trama… Supergirl, Ryan Choi y Lex Luthor (ah, ahora tiene poderes gracias al Libro del Destino) cumplieron su tarea en Maltus, evitando que Mar Novu viaje al origen del tiempo causando la creación del universo de anti-materia y del Anti-Monitor. Sin embargo, ese era solo un Mar Novu y, como el propio Mobius lo explicó, en la infinidad de mundos siempre habría un Novu al que la curiosidad científica lo supere y acabe por crear al anti-universo. Aquel hecho resultaba inevitable. Pero, lo que no era inevitable era su permanencia. Tras una gran lucha con los demonios sombra, los Paragons le dieron tiempo a Espectro-Oliver de derrotar al Anti-Monitor y, con sus sorprendentes nuevas habilidades, crear nuevamente el Multiverso. Claro, no sin antes pronunciar la frase que todos los fanáticos estábamos esperando desde que empezó el crossover: “Le has fallado a este universo”.

video

Tras brutal esfuerzo, quien alguna vez fuera el Arquero Esmeralda de Star City finalmente se desplomó sobre aquel terreno árido del origen del tiempo. En los minutos finales de Oliver Queen, y en los últimos instantes de Stephen Amell encarnando al personaje en el Arrowverso, su mensaje para Barry y Sara, en representación de todos los héroes que habían triunfado allí, fue claro: los que sobreviven son los que deben seguir luchando. Y este aliento no solo era el de un justiciero a otros, sino también la despedida a la gran figura con la que toda esta gran aventura televisiva inició en 2012. Quien despejó el camino para la llegada de todos los demás. El miembro de este universo televisivo cuyo nombre le daba sentido y no por un mero capricho de los realizadores.

Oliver dio su vida dos veces para que el Universo DC pudiera renacer.

Así, en la paz y la gloria de haber llevado a cabo una travesía más grande que la de cualquier otro héroe en el Multiverso DC y habiendo salvado a todas las realidades que existen, Oliver finalmente murió. Y, con su muerte, se apagaron las luces de aquel cuarto episodio, pero no las de Crisis en Tierras Infinitas

Descubriendo Tierra Prime, el regreso del Anti-Monitor y el verdadero Multiverso DC

La quinta hora de Crisis nos presentó al nuevo mundo unificado del Arrowverso.

Todo gran evento en los cómics tiene sus secuelas. En el mundo de las historietas, es común nombrar a estos números especiales que cierran la historia tras el arco principal como “Aftermath”. Generalmente, nos cuentan sobre el dolor de los personajes por las pérdidas en batalla, de sus sentimientos por cómo la vida se reorganiza detrás de tal punto de inflexión, o – ya más metidos en la jerga propia del Universo DC – cómo el mundo “renace” tras una “Crisis”. Y eso fue exactamente lo que vimos en la quinta hora del especial, con todo el talento y la experiencia que 86 años de existencia le han enseñado a la editorial, ahora llevada a la pantalla chica.

El discurrir de la parte cinco de Crisis en Tierras Infinitas tuvo mucho de eso y su tónica parecía salida de aquellos cómics de 1986 y 1987 en los que Batman, Superman y Mujer Maravilla debían adaptarse a un nuevo status quo del Universo DC, más oscuro y condensado. Incluso, las escenas tensas entre J’onn J’onzz y Nash Wells, quien fuera Pariah durante este evento televisivo, se asemejaron mucho a la confianza rota entre los miembros de la Liga de la Justicia durante los primeros números post-Hora Cero (en los que Hal Jordan debía cargar en su espalda los estragos causados por su versión malvada, Parallax). Hasta tuvimos secuencias de una nueva fraternidad de héroes conformada gracias a la unificación de mundos, como si se replicaran visualmente aquellas tiras iniciales de los Nuevos 52, tras Flashpoint, o el especial Rebirth, surgido del remanente de Convergencia.

Flash, Supergirl y las Leyendas se encontraron para su primera aventura combinada en Tierra Prime.

No quedan dudas de que DC, Warner y The CW supieron llevar este episodio de conclusiones con el mayor tino y un trato formidable para sus personajes. Así, pudimos ver la desolación del Equipo Flecha al enterarse de la desaparición de Oliver, y del vacío que sintió Sara ahora que el último amigo que conocía su pasado ya no está. Del mismo modo, nos encontramos con la sorpresa de Kara al ver que ahora el mundo reconocía a Lex Luthor como un noble héroe, y con el asombro de la Chica de Acero y Barry al descubrir que la tierra de Arrow, Flash, Legends of Tomorrow y Batwoman ahora se unificó con la de Supergirl y Black Lightning. Algo que era plausible de suceder del mismo modo que en el material original de Crisis en Tierras Infinitas.

Tierra-1 y Tierra-38 ahora coexisten en un mundo único, que también alberga al universo de Black Lightning.

Como detalles menores de esto, también vale reconocer que finalmente el trabajo de Lyla Michaels como Harbinger durante la Crisis tuvo su recompensa. En este nuevo mundo, ella y John Diggle no solo recuperaron su familia junto a su hijo, John Junior, sino también ahora tienen a la pequeña Sara (la hija que Barry hizo desaparecer al adulterar la línea de tiempo y crear Flashpoint varios años atrás). Con una similar situación se encontró el Clark Kent de Tyler Hoechlin, quien pasó de estar sobrepasado por el bebé Jon a tener un segundo hijo en esta realidad. Algo para lo que ni Superman podría estar preparado y que seguramente tendrá mayor desarrollo en Superman & Lois, que llegará en la próxima temporada.

Sin embargo, cuando todo parecía indicar que tendríamos una mera reconfiguración de esta tierra, el Anti-Monitor y los demonios sombras volvieron a asechar la paz. Y, como si de El Señor de los Anillos se tratase, los héroes se dispusieron a ponerles fin en nombre del sacrificado Oliver Queen. Con una batalla final más épica desde lo emocional que por el impacto visual y la coreografía de la lucha misma, los héroes del nuevo Arrowverso acabaron con el más grande enemigo de sus vidas enviando a Mobius a algo así como el Reino Cuántico de Ant-Man pero versión Ray Palmer.

video

Con el Anti-Monitor vencido y con un sentimental mensaje de la presidenta de los Estados Unidos recordando y reconociendo los esfuerzos de Oliver Queen, el mundo de las series de DC en The CW parecía quedar dispuesto para retomar la normalidad, puesto que es muy factible que las tramas de las actuales temporadas no se vean tan afectadas por el hecho de un mundo compartido. Tampoco es que de acá en más vayamos a ver crossovers todas las semanas (¿o sí?). Aun así, todavía quedaba lugar para varias sorpresas finales, con las que realmente DC nos dejó muy asombrados y resueltos a no perder detalles de lo que se vendrá en sus múltiples formatos audiovisuales.

En primer orden de factores, algunos de los universos televisivos y de contenido vía streaming que estarán vinculados al Arrowverso durante los próximos años. Por ejemplo, tendremos a Stargirl (DC Universo/The CW) y a su versión adolescente de la Sociedad de la Justicia de América (vimos a Doctor Mid-Nite, Hourman e, incluso, a Yolanda “Wildcat” Montez) en la Tierra-2. También, nos maravillamos con la secuencia de Green Lantern viajando a Oa en el universo de Tierra-12, donde lo aguardaba el Cuerpo de Linternas Verdes (serie que veremos por HBO Max y de la que ya escribí algo acá). No faltaron los actuales shows de DC Universe, reorganizados en diferentes realidades: La Cosa del Pantano en Tierra-19, Titans en Tierra-9 y Doom Patrol en Tierra-21. Y, como si todo esto fuera poco, quedó lugar para preguntarnos si volveremos a visitar el mundo de Superman Returns en algún momento, ya que el Kal-El de la Tierra-96 regresó a aquellos colores gloriosos que mantuvieron vivo el mito de Christopher Reeve.

video

Los últimos minutos de Crisis sirvieron no solo como una nueva despedida a Oliver, sino también como la promesa de mayores aventuras de los héroes juntos en el futuro. Se recuperó el concepto de aquella instalación secreta de STAR Labs visualmente idéntica al Salón de la Justicia y, con ella, ya tuvimos los primeros esbozos de una próxima Liga de la Justicia oficial dentro del Arrowverso. Ni hablar de esa última referencia a Gleek, el simpático chimpancé compañero de los Gemelos Fantásticos, que servía de alivio cómico de la antigua tira animada de los Súper Amigos. ¿Sólo un chiste o The CW realmente estará pensando en convertir a un actor en un balde de agua? Por favor, que nadie permita eso…

El fin de una era y el deseo de una aún más brillante

Con la muerte de Oliver Queen, se acaba una era en el Arrowverso. Pero las aventuras por venir prometen y mucho.

Crisis en Tierras Infinitas puso el punto final a un proceso de ocho años, en los que seguimos la curva de aprendizaje de estos héroes. Justicieros que, hace una década, no eran los emblemas del Universo DC ni mucho menos. Figuras que, hoy, se han ganado un lugar en el Olimpo de la editorial. ¿Quién puede discutir, en este momento, que Flecha Verde, Flash y Supergirl no son ya auténtico símbolo de DC?… O, ¿Quién hubiese imaginado que Canario Blanco, que pasó sin pena ni gloria por las páginas de los cómics, hubiera sido alguna vez la líder de los valientes de DC que se enfrentaran al Anti-Monitor en una batalla final?… El Arrowverso cambió muchas cosas y las seguirá cambiando.

Sí, es cierto. Ahora, seguramente, volveremos a una tónica más habitual. Más cercana a lo que veníamos viendo en las series durante todos estos años. No tendremos luchas cósmicas en todos los episodios. Regresará la química del villano de la semana, los enredos afectivos entre los personajes, el fuerte contenido social de todos los programas y, a fin de cuentas, la esencia de lo que amamos del Arrowverso. Pero nunca nadie podrá olvidar que esta “simple” plataforma fue capaz de proyectar el evento más épico y colosal de DC en la TV a lo largo de su historia. Un encuentro masivo de figuras de todas las eras que nos mantuvo intrigados, expectantes, atónitos hasta el final, y que nos regaló momentos inigualables como premio a tantos años, décadas de fanatismo.

La Liga de la Justicia del Arrowverso es casi una realidad. Nos esperan grandes crossovers en el futuro.

DC entendió que no siempre es una mala idea darle al fan lo que quiere, por más detractores que el modelo fanservice tenga actualmente. En un momento de la industria en el que proliferan historias que deconstruyen, reconstruyen y destruyen relatos clásicos, a veces la respuesta a la modernidad sigue siendo el tradicionalismo. Con Crisis en Tierras Infinitas jugó a eso, a contar su historia cumbre y a hacerlo como DC lo sabe hacer y para un público de DC. No fue un quinteto de capítulos pensado para que cualquier desprevenido le encontrara sentido. Eso es cosa de la competencia. Crisis fue un poema hacia los seguidores de siempre y una reflexión sobre lo que significa ser “deceita”. Y, por siempre y hasta el fin de la última tierra del Multiverso, estaremos agradecidos por ello.

✅ Participá: ¿Qué te pareció el crossover Crisis en Tierras Infinitas?

✅ Participá: ¿Qué te pareció el crossover Crisis en Tierras Infinitas?
Sensacional. Soy fan de las series y fue lo mejor del Arrowverso.
No miraba las series, pero miré el crossover y me fascinó.
Tenía muchas expectativas y me decepcionó.
Un desastre. Lo peor que vi en mucho tiempo

¿Te gustó esta nota?… 👇

Facebook
Twitter
YouTube
Pinterest
Instagram