Lo último

El problema de Captain Marvel: ¿Qué hará el UCM con su personaje más controvertido?

El problema de Captain Marvel: ¿Qué hará el UCM con su personaje más controvertido?

Pese al éxito comercial, la gran heroína de Marvel Studios no se lució ni en su película ni en su aparición en Endgame. La ansiedad le ganó a Disney, que apuró las etapas del personaje y lo dejó a medio cocinar. Como si fuera poco, el reclamo racial y de género inunda a la compañía del ratón en torno a la figura de Carol Danvers. ¿Qué le espera a la Capitana en los próximos años?...
Pese al éxito comercial, la gran heroína de Marvel Studios no se lució ni en su película ni en su aparición en Endgame. La ansiedad le ganó a Disney, que apuró las etapas del personaje y lo dejó a medio cocinar. Como si fuera poco, el reclamo racial y de género inunda a la compañía del ratón en torno a la figura de Carol Danvers. ¿Qué le espera a la Capitana en los próximos años?...
Por Damián Herrera

Por Damián Herrera

Twitter: @damiherrera Instagram: @damiherrera91

Por Damián Herrera

Por Damián Herrera

Twitter: @damiherrera Instagram: @damiherrera91

Como ya les comenté en esta nota, en lo personal, Captain Marvel me pareció apenas un peldaño por encima de la línea del fiasco. Tanto la concepción del personaje y el momento de su inserción en el UCM, como la ejecución cinematográfica de su película en solitario, me parecieron un desperdicio por parte de la Casa de las Ideas. A Carol Danvers se la forzó a aparecer cuando ya todo estaba configurado a partir de Infinity War y los fans sólo pensábamos en Endgame. Es decir, que su primera película llegó en un momento en el que no nos interesaba en absoluto ver otra cosa que no fuera la conclusión de la Saga del Infinito. Pero, si sólo ese hubiese sido el problema, no sería tan grave.

Captain Marvel llegó a los cines apenas 45 días antes que Endgame.

Su desarrollo fue súper expreso y arrebatado con tal de que sea parte de Endgame. ¿Para hacer qué?… ¿Destrozar una nave?, ¿Decir “Hola, Peter Parker”?, ¿Liderar una innecesaria secuencia de las heroínas a modo de presentación de la A-Force?, ¿Darle un mísero golpe a Thanos?… Sobre todo, a costa de no dejar crecer su figura de manera orgánica en, al menos, dos cintas. De no entablar lazos reales con los otros personajes de la franquicia. De no asegurar una relación satisfactoria con el público. Literal… lo poco que participó e interactuó en la despedida de los Avengers originales no justifica todo lo negativo que representó traerla a la Fase 3. Carol era una carta sencillamente genial para el futuro del Universo Cinematográfico de Marvel, y la realidad marca que hoy es un personaje sumamente cuestionado.

¡Ojo! Si recién llegan al blog y leen esto, posiblemente piensen que se trata de un problema de interpretación desde una mirada misógina o patriarcal. Y no podrían estar más equivocados. Los que ya llevan un tiempo leyendo mis notas saben que me encantan los personajes femeninos que desafían al paradigma del héroe masculino que debe salvaguardar la fragilidad de su interés amoroso heterosexual. Adoro el discurso de igualdad en shows como Supergirl, la elección de Rey como protagonista de la última trilogía de Star Wars, el enorme espacio que DC les da a figuras como Wonder Woman y Harley Quinn, y que Black Widow no haya sido un mero reparto en Avengers sino un personaje épico. El problema es que esa representación de lucha de la mujer también fue un asco en Captain Marvel. Y como ya dije antes, una secuencia totalmente inconexa, de 2 o 3 minutos, no compensa el hecho de que a los guionistas ese discurso les importó una #$%&.

La participación de Carol Danvers en Endgame es insustancial en relación a la enorme expectativa sembrada para el personaje.

El problema de Marvel con la Capitana es haberla presentado demasiado antes de lo que debería haberlo hecho. Posiblemente, esto se debió a la presión de Disney por sacar cuanto antes al mercado a un personaje que se ajustara al modelo de discurso masivo. Su karma, por tanto, fue haberla puesto en una situación innecesariamente incomoda, y ahora no tener una planificación clara para sacarla del pozo en el que ellos mismos la metieron. Porque, no seamos tan ingenuos de pensar que el contenido de su secuela es el mejor de los secretos del UCM. Mientras que ya tuvimos hasta algunos deslices de lo que podría llegar a ser la Fase 5, actualmente, el único miembro confirmado por el sitio web IMDb para Captain Marvel 2 (que ni siquiera tiene un título), y supuestamente ya está en fase de producción, sigue siendo Brie Larson. Algo extraño está sucediendo.

Malas decisiones de guion hicieron que un personaje que no llegaba de la mejor forma se desluciera aun más junto a los Avengers.

Y no es que sea un conspiranoico que, porque no ve detalles publicados, ya me crea que a Marvel se le está prendiendo fuego la casa. Al contrario, estoy perfectamente consciente de que el estudio siempre ha manejado sus proyectos con capacidad, estructura y hasta elegancia, además de mucho talento. Es la sensación que todos esos valores no se están desplegando para la continuidad de este personaje en particular los que disparan las alertas. Entre tanta renovación confirmada para el UCM con películas y series, que aún en etapa de pre-producción ya tienen su rumbo sumamente claro, toparnos con una Captain Marvel 2 en cero con vistas a 2022 es algo muy llamativo.

Captain Marvel 2… ¿Con o sin Brie?

Brie Larson quedó en el ojo de la tormenta tras su participación en Captain Marvel y Endgame.

A este lamentable panorama para la imagen de Carol Danvers, hay que sumarle otro escollo: la oleada de rechazo por parte de los “fans” hacia la actriz que la interpreta. Desde hace un tiempo, viene circulando por Internet una petición para que Marvel Studios despida a Brie Larson de la franquicia y su rol sea reemplazado por una mujer de color y que represente mejor a la esfera LGBT. En esta recaudación de firmas, la cual ya han rubricado más de 30.000 personas, también se le pide a Brie que dé un paso al costado para demostrar que es una persona respetuosa de la justicia social y de los derechos de la comunidad gay afrodescendiente.

Muchos fans se desmotivaron al no ver la sexualidad de Carol explorada en su cinta.

Este pedido de los fans, además, encierra otro mensaje fuerte de los clasistas de los cómics: la posibilidad que le podría dar Marvel al personaje de Monica Rambeau, la Capitana Marvel original, quien – de acuerdo a la cronología de las películas – ya tendría una edad más que aceptable para formar parte de los Avengers (tenía unos 11 años en 1995, por lo que debería estar en sus 39 en 2023, año en que está actualmente el UCM).

Monica Rambeau es una salida para Disney que muchos seguidores esperan ver.

Aunque, claro, todo es difuso y está viciado por el odio sin razón de un no tan pequeño grupo de personas en contra de Brie Larson. Algo que, de incrementarse, posiblemente Disney no tenga intereses en enfrentar.

¿Mejor sola que mal acompañada?

Mientras que muchos fans esperan su desarrollo individual, hay quienes prefieren que veamos personajes soporte en Captain Marvel 2.

Otra gran duda que aqueja a quienes se están encargando de la puesta en marcha del film es la moción dividida de los fans con respecto a la necesidad de que Captain Marvel 2 se trate exclusivamente sobre Carol Danvers. Mientras que algunos ven a la Capitana como un personaje flojo en sí mismo, que podría perder audiencia si no se le da el gancho de contar con otro Avenger o alguna figura fuerte en su secuela; otros tienen una visión completamente distinta. Para estos, se debe completar el desarrollo de la primera cinta y darle más espacio a su mito para crecer. Retirar distracciones o personajes contraproducentes, como lo fue Nick Fury en 2019, y dejar que el personaje aprenda a andar por sí mismo en lo narrativo.

Nick Fury acaparó mucha atención en la primera cinta de la Capitana Marvel.

Por lo pronto, aun nos quedó mucho por ver de esa dualidad entre lo poderoso e insensible de su faceta Kree y la imperfección de su lado humano. Y quizá eso es lo que muchos esperan: una historia de introspección, en la que se cubran esos sentimientos por una vida arrebatada y la desorientación por no saber realmente a dónde pertenece. Además, un salto temporal de 23 años es demasiado largo como para pensar que la Carol de 2023 es la misma persona de 1995.

Captain Marvel dejó mucho por contar sobre el pasado de Carol Danvers.

Hay mucho, pero mucho, pero realmente mucho terreno por cubrir en ese apartado. Y debe llenarse con su historia. Más allá de que alguna participación o un cameo de Loki o Valkyrie (los más rumorados) podría llegar a ser interesante. Claro, sin que se roben la película, como pasó con Hulk en Thor: Ragnarok o con Tony Stark en Spider-Man: Homecoming.

¿Qué me gustaría ver en la secuela?

Captain Marvel 2 debe ser una película sustancialmente diferente a su antecesora.

Desde una visión totalmente subjetiva, mi deseo es que no se repitan los errores de la primera película. De acuerdo a lo previsto y a lo que se está barajando en Marvel Studios, las Fases 4 y 5 no tendrán un evento colosal como lo fue la conclusión del Infinito. Por lo que el terreno se presta para que tengamos una o dos buenas cintas en las que el personaje crezca, sea a partir de flashbacks o en el presente.

Carol debe explorar más su impronta Kree en futuras apariciones.

Y en cuanto a crecer no me refiero a que la Capitana se vuelva más poderosa (ya lo es y está bien en esos parámetros, para que el mundo Marvel no se desnaturalice). La mejoría debe darse en lo argumental y en sus hipervínculos con los demás habitantes de este gran universo de superhéroes. Que su preparación no pase a la velocidad de un montaje de entrenamiento de Rocky y que realmente podamos reconocer en ella a una buena adición al UCM. Que se nos explique qué pasó en esos 23 años sin información y que nos topemos con situaciones de aprendizaje. Me niego a considerar normal que una persona (así sea la heroína más poderosa del universo) no tenga el menor cambio en su forma de ser en dos décadas. Eso es algo muy antinatural e inverosímil.

Aquel que piense que una película de superhéroes gana o pierde valor por la identidad sexual de su protagonista jamás entendió al género.

Por último, en cuanto a las críticas hacia la actriz, la orientación del personaje y todo lo que eso rodea, sostengo mi punto de siempre. Así como una persona no deja de ser menos persona por una elección sexual, por su color de piel, su credo o religión, tampoco lo hacen los superhéroes. La Capitana Marvel tiene todas las chances de ser una notable representante de Marvel sea blanca, negra, asiática, heterosexual, lesbiana o lo que sea que pretendan llevar adelante con su figura. La esencia de su historia, bien llevada, seguirá siendo la misma. Todo lo demás es apenas un capricho de unos u otros. Uno que ni su figura ni el Universo Cinematográfico se merecen.

✅ Participá: ¿Qué esperás de Captain Marvel 2?

✅ Participá: ¿Qué esperás de Captain Marvel 2?
Más acción.
Mejor desarrollo.
Mucha inclusión.

¿Te gustó esta nota?… 👇

Facebook
Twitter
YouTube
Pinterest
Instagram