Lo último

¿Hay actores irreemplazables en el cine?: el dilema que vuelve por las polémicas del DCEU

¿Hay actores irreemplazables en el cine?: el dilema que vuelve por las polémicas del DCEU

Los dolores de cabeza que los dilemas públicos de Ezra Miller y Amber Heard le traen a DC Films y Warner Bros., con fuertes rumores de salida incluidos, son el disparador de una cuestión tan vieja como la industria cinematográfica en sí: ¿hay figuras de ficción que no pueden ser interpretadas por dos actores o actrices diferentes?, ¿hay unanimidad en esta tendencia?, ¿qué puede llegar a pasar con Flash y Mera en el cine si quienes actualmente le dan vida no regresan a los próximos proyectos?...
Los dolores de cabeza que los dilemas públicos de Ezra Miller y Amber Heard le traen a DC Films y Warner Bros., con fuertes rumores de salida incluidos, son el disparador de una cuestión tan vieja como la industria cinematográfica en sí: ¿hay figuras de ficción que no pueden ser interpretadas por dos actores o actrices diferentes?, ¿hay unanimidad en esta tendencia?, ¿qué puede llegar a pasar con Flash y Mera en el cine si quienes actualmente le dan vida no regresan a los próximos proyectos?...
Por Damián Herrera

Por Damián Herrera

Twitter: @damiherrera Instagram: @damiherrera91

Por Damián Herrera

Por Damián Herrera

Twitter: @damiherrera Instagram: @damiherrera91

Warner Bros. y DC Films son auténticas muestras de lo que es una productora que se envuelve en polémicas con facilidad. Cuando no son alcanzadas por una horda de fanáticos furiosos con sus decisiones sobre algunos personajes, el revuelo les llega involuntariamente por el accionar de algunos de sus artistas en su vida privada.

A principios del 2019, el crecimiento de algunos rumores en torno a Jason Momoa tras la salida de un video suyo, junto a su hija, en una situación un tanto atípica durante una conferencia, había instalado ciertos tambaleos en la continuidad del actor en Aquaman. Por suerte para los fans, aquella situación incómoda quedó aclarada y hoy el hombre que da vida al rey atlanteano goza de una gran seguridad en el futuro de su papel.

Jason Momoa también quedó en el ojo de la polémica durante un tiempo por el supuesto abuso a su hija. Hoy el actor es inamovible del DCEU.

Sin embargo, en los últimos meses del año pasado comenzaron a hacerse cada vez más públicas las internas del conflicto legal que su compañera de elenco, Amber Heard, sostenía contra otro importante actor de Hollywood, Johnny Deep. Ya en 2020, y con la presentación de nuevas pruebas en el caso, la situación de la actriz que llevó adelante a Mera en Justice League (2017) y en la propia cinta de Aquaman (2018) cambió radicalmente: hoy se encuentra expuesta como una posible falsificadora de pruebas judiciales, lo que podría significarle hasta tres años de prisión por tal crimen. Algo que, por supuesto, la dejaría fuera de los próximos proyectos de DC, y del cine en general.

Si bien no es un dato oficial, durante los meses de enero y febrero, comenzó a hablarse en la red de la posibilidad de que Emilia Clarke, la protagonista de Game of Thrones que ya estuvo involucrada a proyectos de grandes franquicias como Terminator y Star Wars, podría tomar la posta con este rol. Y este rumor se ha reflotado enormemente en las últimas semanas, potenciado por la falta de información que el parate para contrarrestar el avance del Coronavirus ha traído en la industria cinematográfica.

Amber Heard tuvo una separación conflictiva de Johnny Deep, que incluyó una fuerte disputa legal por violencia doméstica.

Cuando DC Films parecía ya haber tenido suficiente de esto, ahora se encuentra con un nuevo dilema relacionado a uno de sus actores más importantes: Ezra Miller. Es que el intérprete que le puso su cuerpo a Barry Allen y Flash – y que también tiene contrato con Warner Bros. para nuevas participaciones en la saga de Animales Fantásticos, dentro del universo de Harry Potter – quedó en medio de una encrucijada luego de que se propagara por Internet un video en el que pueden apreciarse claros actos de violencia contra una mujer, la cual se identifica a sí misma como una fanática de él. Así, los pedidos de cesanteo hacia la productora no se hicieron esperar y, a falta de una voz autorizada de DC Films o Warner, muchos ya especulan con que la decisión que se tome en relación a estos sucesos sea tajante.

Como para acentuar aún más el pasaje adverso de Ezra, algunos dichos oficiales confirmarían que el director de la próxima película de Flash, el argentino Andy Muschietti, no tendría el menor problema en encarar el proyecto con un nuevo actor en el rol del Velocista Escarlata. Palabras que no hacen más que engrosar los rumores sobre una salida del actor más temprano que tarde.

Antes de verse inmerso en la crítica pública, Ezra había sido parte del especial Crisis en Tierras Infinitas del Arrowverso a principios de 2020.

Estos casos que debe afrontar el Universo Extendido de DC en el cine son solo algunos de los que se han dado en la historia del cine, donde claramente ni las películas de superhéroes quedan exentas del bochorno. Además, reabren nuevamente uno de los debates más viejos de la industria: ¿hay actores irreemplazables?, ¿pueden algunos papeles quedar tan arraigados a una cara, a una voz, a una forma física o una manera de hablar y moverse que no somos capaces de disfrutarlos luego con otro intérprete?…

Desde luego, como lo dice el gran Freddie Mercury, el show debe continuar siempre. Más allá de cualquier nombre. Pero hemos tenidos suficientes muestras de que no hay fórmulas precisas en el cine y que hay producciones que fallaron por modificar la apariencia o la personalidad de algún personaje llevado adelante por otro actor previamente. Ver a Han Solo interpretado por Alden Ehrenreich es posible que haya sido el principal factor de rechazo de la precuela del forajido espacial que Harrison Ford inmortalizó. Y este punto es posiblemente una de las razones por las cuales ninguna de las productoras poseedoras de los derechos de Terminator a lo largo de los años intentó arriesgar a llevar a la gran pantalla un episodio de la saga sin Arnold Schwartzenegger (o una reconstrucción CGI de él).

Cuando el manto de Batman pasó de Christian Bale a Ben Affleck se dio un fuerte resquemor. Sin embargo, su actuación como el Caballero Oscuro en Batman v Superman fue increíble.

En mi caso particular, jamás creí volver a ver un Batman a la altura de la actuación de Christian Bale en la trilogía de Christopher Nolan. Y, contra todo pronóstico subjetivo, Ben Affleck me regaló a un Caballero Oscuro totalmente increíble. Completamente a la altura del personaje y que no tenía nada que envidiarle a su antecesor. No obstante, está claro que aún no estoy preparado para volver a encontrarme con personajes como Wolverine o Iron Man en la piel de estrellas que no sean Hugh Jackman o Robert Downey Jr., respectivamente.

Por lo dicho, mi prematura conclusión es que esta regla cinematográfica no es estricta. Opera de manera misteriosa en los corazones de los fanáticos. Nuestra subjetividad, algunas veces, nos permite aceptar los cambios. Mientras que otras, por motivos más allá de cualquier lógica o de una actuación sublime, nos encontramos rechazando una nueva interpretación de nuestros personajes favoritos.

La historia del cine se ha enfrentado muchas veces a este debate y no hay un método infalible para unir a un nuevo actor a un personaje ya establecido. Siempre será así.

Lo que el futuro les depare a Flash y Mera en la gran pantalla es un enorme misterio. Porque está claro que dependerá de muchos factores para que nos volvamos a sentir a gusto con los personajes en el DCEU… estén retratados en Ezra Miller y Amber Heard o en nuevos actores.

Y, para ustedes, ¿hay actores irreemplazables? Déjenlo en los comentarios…

¿Te gustó esta nota?… 👇

Facebook
Twitter
YouTube
Pinterest
Instagram